190 - Etica para todos - Humberto Bazan Mesquida

 ¿Planificás tus libros al detalle previo a escribirlos o los dejas surgir sobre la marcha?

En realidad, no tengo una planificación previa. Cuando surge una idea, trato de desarrollarla lo mejor posible, ya sea  como un ensayo, una carta, un poema….Es así como  de todas esas producciones elegí las que a mi entender tienen  relación con la ética, y las reuní en mi libro “Ética para todos”.

 ¿Qué es lo que te llevó a escribir sobre la ética?

El tema de la conducta ética fue siempre predilecto para mí cuando empecé a estudiar Filosofía. Entiendo que es un  aspecto muy importante para el ser humano, que es algo propio de nosotros como seres conscientes y racionales, y que  no podemos dejarlo de lado si es que deseamos realizarnos como tales. Por eso quise hacer mi aporte ofreciendo algunos  pensamientos sobre los que reflexioné especialmente, esperando puedan serles de instrumento para quienes intentan  mejorar como personas.

¿Te gustaría que tus libros fueran traducidos a otros idiomas o sentís que una parte se perdería si así fuera?

Cuando se producen traducciones a otros idiomas, suele perderse al menos en parte algún sentido que quiso darle el autor a las palabras y a las afirmaciones, y esto es bastante frecuente en los escritos filosóficos. No obstante, sería una alegría para mí si llegara a traducirse algún libro de mi autoría, porque supondría en primer lugar que ha resultado interesante, y en segundo lugar que podrá llegar a una mayor cantidad de lectores.

¿Es necesario tener cierta edad para que el escritor pueda describir y reflexionar sobre sus propias experiencias o inquietudes?

La experiencia de vida que comúnmente ofrecen los años es un condimento de gran riqueza para un escritor. Pero muchas veces tal experiencia suele ser intrascendente si no sabemos atesorarla y transmitirla. Por otro lado, hay personas que con corta edad tienen la lucidez para conocer las cosas que tal vez no tienen quienes han vivido por mucho tiempo. Más aún, suele suceder que lo disfrutado o sufrido llega en ocasiones a deformar nuestro pensamiento, lo cual no le ocurre a quien hace sus primeros pasos por los caminos de la vida.

¿Qué es lo que más te gusta leer?

Siempre me ha gustado leer sobre cuestiones muy variadas, para ponerme al tanto de los diversos conocimientos del ser humano al menos en sus generalidades. Tengo sin embargo predilección por las ciencias humanísticas, como filosofía, psicología, pedagogía, derecho.

¿Cuáles son los escritores que más influyeron en tu creación literaria?

No sabría dilucidar qué me ha ofrecido cada uno particularmente; estimo que somos producto un poco de cada escritor que leímos o estudiamos, a quienes sumamos nuestra impronta personal. Podría nombrar a Montaigne, Pascal, Bécquer, Platón, Kant.

No pierdan la oportunidad de publicar sus escritos en la medida de sus posibilidades.

¿Para escribir un libro es necesaria una investigación previa?

Así es, siempre es necesario recabar el mayor número de conocimientos sobre el particular, más aun si se trata de un ensayo o una exposición científica.

¿A qué edad empezaste a escribir?

Fue luego de terminado el secundario, cuando también experimenté mayor entusiasmo por leer y aprender cosas nuevas. Comencé con algunas reflexiones sobre temas que me preocupaban, como asimismo con una especie de diario personal.

¿Existe la inspiración? ¿Qué te inspira a vos?

Entiendo que existe, pero que no es suficiente. Son quizás momentos en que surge una idea particular o una respuesta a un problema que ronda en nuestra mente. Pero a la inspiración hay que sumarle investigación, perseverancia, ensayo y error, honestidad con la verdad. Me inspira la naturaleza, el ser humano, el misterio de la existencia y de la vida.

¿Qué diferencia a tu libro de otros libros del mismo género? ¿Qué es lo que lo hace distinto?

Las obras que tratan sobre la Ética suelen ser exposiciones con demasiados tecnicismos como para impedir que el hombre común pueda llegar a entenderlas debidamente. Otras suelen manifestar una ausencia de formación precisamente en Ética, y consistir simplemente en pensamientos propios sin consistencia científica. Además, por lo general no ofrecen variedad de estilos literarios para expresar la realidad ética. En mi libro, por el contrario, trato de usar términos comunes, me baso en una ética que podría denominarse universal, y recurro a diversos recursos expresivos como son el ensayo, la exposición científica, la poesía y otros.

¿Qué le dirías a otros autores noveles como consejo?

Que no pierdan la oportunidad de publicar sus escritos en la medida de sus posibilidades. Pero que sean conscientes que deben brindar una obra bien trabajada, lo suficientemente elaborada, amena y de convincente utilidad.

¿Qué se siente tener un libro tuyo publicado?

Alegría por haber podido hacer pública una creación personal. Satisfacción por llegar a esta etapa tan anhelada como tantas veces marginada. Entusiasmo para continuar creando y evolucionando.

¿Qué aspectos concretos de tu vida – anécdotas, formas de ser, historias, experiencia – se ven reflejados en tu libro?

En todo libro se deja ver la personalidad del autor. Mi pensamiento ético también ha sido influenciado sin dudas por las vicisitudes que he atravesado a lo largo de mi historia personal. Tras ellas estimo que he madurado hacia una concepción más universalista de la Ética, en pensar que todos tenemos que cumplir los mismos principios o requisitos éticos a pesar de nuestras individualidades, que lo ético unifica a todos los hombres y es lo más característico de la humanidad.

“En todo libro se deja ver la personalidad del autor” Humberto Bazán
Tagged on:             

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *