Entrevista al autor de “Postales del Siglo 21”, el nuevo libro sobre política internacional de Iván Ambroggio junto al ex Canciller Rafael Bielsa

 La obra fue presentada en la Legislatura de Córdoba, estuvo en la Feria Internacional del libro Buenos Aires 2018, recorre diversos espacios de la cultura y trascendió las fronteras argentinas. El martes 15 de mayo, llega a Café del Alba.


Tinta Libre: Iván,  este es tu tercer libro sobre fenómenos internacionales y también escribís sobre otros temas. ¿De dónde proviene este amor por la escritura, esta capacidad para analizar los conflictos mundiales con objetividad y esta sensibilidad social que se lee en tus textos?

Iván Ambroggio: Creo que la escritura es un interesante canal de expresión para poder canalizar aspectos racionales y emocionales. Yo vengo de un hogar donde la sensibilidad social brota de las paredes, un sitio donde los dolores de la gente, duelen, y donde la felicidad de los demás, alegra. Complementé esto con formación académica en Relaciones Internacionales, Ciencia Política, Marketing, Seguridad y Defensa, en el país y en el exterior (como becario). Soy el resultado de esta mezcla de empirismo y sensibilidad, y de mis experiencias vitales, buenas y malas.

Tinta Libre: ¿Qué temas aborda este nuevo libro?

Iván Ambroggio: “Postales del Siglo 21” es un libro sobre política internacional. Es una suerte de viaje reflexivo por los hechos más importantes del mundo actual: desde los atentados en Francia hasta la consolidación del cambio climático como nueva amenaza a la seguridad internacional; desde la inequidad mundial y las favelas de Río, hasta la crisis de Venezuela y la situación del ex presidente Lula Da Silva; desde la llegada al poder de Donald Trump y Emmanuel Macron, hasta los bombardeos en Siria, la muerte de Fidel Castro y la violencia de las maras en Centroamérica; desde las relaciones civiles-militares en la Argentina, hasta el protagonismo del marketing político y el método científico en las campañas electorales actuales. También incluye un análisis de la amenaza que implica Corea del Norte para el mundo y el rol de China para bajar la intensidad del conflicto entre Washington y Piongyang.

Tinta Libre: Presentaste Postales del Siglo 21 en la Legislatura de Córdoba, estuviste en la Feria Internacional del libro Buenos Aires 2018, expusiste tu nuevo trabajo en varios lugares de la cultura, y también sabemos que el libro trascendió las fronteras argentinas. ¿Qué emociones vivís con estos resultados?

I.A: Me invade la satisfacción del trabajo realizado, del producto concreto. Yo me tomo muy en serio todo lo que emprendo. En mi concepción lo que se empieza, se termina, nada a medias. Fue una grata sorpresa que el Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa de la Universidad Nacional de Defensa de Washington lo esté difundiendo en EE.UU. y entre sus graduados de todo el continente. Postales del Siglo 21 ya está en la Universidad de Chile y también en la Biblioteca de la Fundación Pablo Neruda, en Valparaíso.

Tinta Libre: El prólogo exquisito del ex Canciller Rafael Bielsa es un aval fuerte al contenido de la obra. Se percibe respeto y afecto de Bielsa hacia tu persona. ¿Quién es Rafael Bielsa para vos? ¿Qué cuestiones los une?

I.A.: Rafael Bielsa es la persona que más respeto y admiro en la República Argentina. Es un ser humano extraordinario, un ser con una generosidad ilimitada. Posee una inteligencia que supera ampliamente la inteligencia promedio y conserva la humildad y simpleza de un tipo de barrio. Es multifacético: abogado, político, ex Canciller, empresario y  gran escritor. Nos une el gusto por el análisis científico de la política, las relaciones internacionales, Malvinas, la escritura, los amigos y el fútbol. Estuvo presente en momentos importantes de mi vida; eso vale mucho para mí y también dice mucho del modo de ser de las personas.

Tinta Libre: Hay mucho dolor y tristeza en el mundo. ¿Cuáles son los principales problemas?

I.A.: El rompecabezas global es muy difícil de armar en armonía. Hay rincones del planeta donde la gente es asesinada a canilla libre, lugares donde el narcotráfico rompe tabiques a mansalva y le roba los sueños y las ganas de vivir a muchos pibes, y espacios en los que el terrorismo mancha con sangre las calles y los días  de muchas personas. La llegada de los denominados “outsiders” de la política, los vaivenes ideológicos que acontecen en todos los continentes, los intereses geopolíticos, los fanatismos religiosos, la inequidad global, y el protagonismo del marketing político moderno, son algunas fotos que coexisten en una dinámica y compleja película mundial.

 Tinta Libre: Iván, ¿el mundo cambió mucho después de la Guerra Fría?

I.A.: Con la caída del muro del Berlín en 1989, la  implosión de la URSS, el fin de la Guerra Fría, el fracaso escandaloso de la teoría del derrame en los años 1990, y la revolución de la tecnología y las comunicaciones, el mundo sufrió profundas transformaciones. Por  estas y otras razones, seguir viendo el mundo con lentes de los años 50, 60, 70, 80 o 90, es totalmente obsoleto. Esto obedece a que el mundo cambió mucho en poco tiempo. Es interesante sobrevolar el mundo contemporáneo, tomando fotos que ilustran las penas y glorias de los distintos pueblos. Los problemas están en nosotros, los seres humanos. No nos gusta mirar la realidad. No queremos ver lo que sucede en el mundo, ni en la esquina del barrio. Nos cuesta mirar la realidad, porque mirarla a los ojos, duele. Es más fácil inventar escenarios falaces pero felices que analizar situaciones complejas, estudiarlas con seriedad y tratar de mejorarlas. El espíritu crítico requiere audacia. Sin coraje, el statu quo no cambia.

Tinta Libre: ¿Cómo se comportan los pueblos en este mundo actual?

I.A: El mundo está repleto de sutiles ciudadanos silenciosos que esperan, en las orillas de los mares, que las olas les acerquen botellas con soluciones mágicas de vida en su interior. Y esto, duele decirlo, es improbable que suceda. El hombre postmoderno detesta la política y a los políticos. Hay una crisis rabiosa de representación. Y también es posible advertir el resurgimiento de nacionalismos y xenofobia. Duele decirlo, pero es probable que en lo inmediato no haya cambios profundos estupendos ni milagros que transformen, en fracciones de segundos, epidémicas lágrimas en ostentosas sonrisas universales.

Tinta Libre: ¿El poder militar de EE.UU podrá derrotar al terrorismo?

I.A: Es mucho más complejo el tema. No se trata solamente del presupuesto militar. Fijate que según el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo, EE.UU. destina 600 mil millones de dólares anuales a Defensa, esto es superior al gasto en Defensa de los ocho países que le siguen, sumados todos juntos. Sin embargo este poderío militar no es suficiente para ponerle fin al terrorismo, porque los conflictos clásicos fueron reemplazados por conflictos de nuevo tipo. Y estos conflictos tienen fecha de inicio pero no de fin. Existen ejemplos en el mundo que revelan que las grandes potencias no pudieron contra actores más pequeños. Recordemos el caso de EE.UU. en Vietnam, y las dificultades que tuvo el Reino unido con el ejército minúsculo del IRA, por nombrar dos ejemplos. Las guerras interestatales están en camino de extinción. En el mundo abundan ejemplos de sangre, sudor y llanto. La predisposición de algunas personas a inmolarse por una causa, es un arma psicológica que no se logrará detener completamente con un inmenso presupuesto militar, ni con la mejor tecnología. El enemigo cambió. Los Estados y los ejércitos deben reformular sus objetivos y sus capacidades. El terrorismo actúa por medios de redes y esto hace sucumbir la tradicionales capacidades militares. No es sencillo enfrentar a un actor invisible que golpea en todas partes del mundo.

Tinta Libre: ¿La violencia es producto de la inequidad y la mala distribución de la riqueza?

I.A.: Indudablemente, la inequidad en la distribución de ingresos, es una de las principales causas de violencia. En concreto: en el mundo 8 millonarios poseen recursos superiores a los ingresos de 3.600 millones de personas (la mitad de la población mundial). En América Latina el 20% de la población concentra el 57% de la riqueza. De los 10 países más inequitativos del mundo, cinco son de África y cinco de América. Honduras Colombia y Brasil presentan serias dificultades en este sentido. Chile ocupa el lugar 14 del ranking mundial de inequidad, elaborado por el Banco Mundial. Cuando la inequidad y la exclusión se profundizan, la “vedette” siempre es la violencia.

Tinta Libre: Entraste caminando a Rocinha y analizás las favelas de Brasil y a Lula. El ex presidente de Brasil tiene una historia personal conmovedora…

I.A.: Lula tuvo una infancia dura. En una biografía autorizada, dijo que su padre era un pozo de ignorancia y un alcohólico. Lo conoció recién cuando tenía cinco años. Abandonó la escuela para poder ayudar a su familia, ya que el dinero no alcanzaba para llenar la olla. Trabajó de lustrín. Luego entró  a una fábrica de tornillos. Se enamoró profundamente de María de Lourdes y al tiempo ambos estaban felices porque iban a ser padres. Cuando lo llamaron del hospital y Lula fue corriendo para conocer a su hijo, con un bolso de ropa para vestirlo, se encontró con lo peor. Al llegar al hospital, recibió la peor noticia de su vida: su mujer y su hijo habían muerto. Estuvo tres años con los ojos húmedos de tanto llorar. Muchos años después, cuando llegó a la presidencia, en su discurso de asunción, Lula dijo –con lágrimas en los ojos–: “yo que tantas veces fui criticado por no tener un título universitario, hoy exhibo mi primer diploma, el diploma de Presidente de la República de Brasil”. El ex presidente más popular de Brasil es un caso interesante para ver los cambios de humores de la opinión pública. Se retiró del sillón presidencial con el 80% de aprobación de su gestión. Los hechos de corrupción que salpicaron al gobierno de Rousseff  y pusieron en jaque al Partido de los Trabajadores (PT), y dejaron en terapia intensiva la honestidad y la popularidad de Lula. A principios de 2017, el 65% de los brasileros decía que jamás votaría por Lula. No obstante, las escuchas que involucran a Temer, sumado a la actual situación social del país, cambiaron nuevamente el humor en las calles. Las encuestas  indican que Lula no para de elevarse en la carrera a la presidencia, merced al rechazo que provoca el gobierno de Michel Temer. Y hoy, preso sigue siendo el la persona con mayor intención de voto de Brasil. En octubre veremos cómo termina esta historia.

Tinta Libre: ¿Moraleja?

I.A.: En política, lo que ayer fue bueno, hoy puede ser nefasto y mañana maravilloso. Es una cuestión comportamental.

Tinta Libre: ¿Hay mucha falsedad en la política?

I.A: En política los enemigos son verdaderos y los amigos son falsos.

Tinta Libre: En el libro analizás en detalle la violencia que ejercen las pandillas centroamericanas…

I.A.: El horror que ejercen las maras en América Central genera pánico mundial. Los tres Estados más afectados por este flagelo son El Salvador, Guatemala y Honduras. En estos países las maras (el nombre proviene de “marabunta”, una especie de hormigas que se alimentan de todo lo que encuentran a su paso) hacen que las tasas de homicidios sean escalofriantes. Las maras Salvatrucha y Barrio 18, constituyen un oligopolio feroz de violencia. Cobran el denominado “impuesto de guerra”, que es un método de extorsión a comerciantes, trabajadores de transporte público y empresarios. Lo hacen con una frecuencia semanal o mensual. El que se niega a pagar con billetes, lo termina pagando con su vida.

Tinta Libre: ¿Cómo ves la crisis de Venezuela?

I.A.: Venezuela está viviendo una situación muy preocupante. Comenzó siendo una “democradura” (por los altos niveles de legitimidad), luego fue una “dictablanda”, y hoy es una dictadura, porque cuando se suprime un poder del Estado, se hiere de muerte la institucionalidad de un país. Es un peligro para toda la región. Hay migraciones masivas de Venezuela a Colombia. Se observa un mar de piernas yendo de la nada hacia lo incierto. Los trabajadores sin trabajo, huyen en búsqueda de esperanza…

Tinta Libre: Fidel Castro y Cuba,  es otro tema del libro…

I.A: El tiempo dirá si el magnetismo de Fidel trascendió o no la muerte…

Tinta Libre: Con tus conocimientos y experiencias globales. ¿Si tuvieras que elegir un país para vivir..?

I.A.: Sin dudas elijo Argentina, amo mi país, lo elijo para vivir hasta mi último suspiro. Lo quiero profundamente.

Tinta Libre: ¿Cómo te gustaría que te recuerden las próximas generaciones?

I.A.: Simplemente como un tipo que vivió como pensó, como alguien que ayudó a pensar, o como una persona a la que nada de lo que ocurre en la sociedad, le es ajeno.


Muchas gracias a Iván por su tiempo. Pueden adquirir el libro o conocer más del mismo haciendo click aquí. Los esperamos en la presentación del 15 de mayo, más información en la imagen a continuación:

Entrevista a Iván Ambroggio, autor de “Postales del Siglo 21”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *