Marité Tilves, se define a sí misma como cruzdelejeña de origen e hija de emigrantes de Galicia. Nació en la década en la que los Beatles comenzaron a despegar hasta el infinito, Serrat editaba su primera grabación, Cortázar viajaba por Estados Unidos, Borges daba luz a “El Hacedor”, el hombre según dijeron puso el pie en la luna y un médico salió de la Cuenca del Sol para ser Presidente de los argentinos. Vivió en varias provincias. Madre de tres hijas, es Licenciada y Profesora. Desempeña su profesión en Institutos de Formación Docente. Realizó tareas como correctora literaria y escribió textos de investigación académica, artículos de crítica literaria, narrativa y poesía. En 2012 publicó su primer libro “Simbiosis”.

Acercate y conocé mejor a la autora de Ábreme la Puerta y Hologramas.

¿Planificás las historias al detalle antes de escribirlas o las dejas surgir sobre la marcha?

Las historias  tienen una base de planificación  pero suelen ir mutando a medida que las voy escribiendo, creo. El trabajo de escritura no es simple: implica un proceso en el que primero surgen ideas, luego se organizan y se van trabajando los distintos aspectos que hacen a la escritura de un texto que pretende ser coherente, creativo y bello.

¿Qué es lo que más te gusta de tus personajes?

Los personajes de las diferentes historias presentan diversas aristas y supongo que eso es lo que me gusta de los personajes: que reflejan comportamientos humanos que llevan a pensar al lector, a emocionarse con sus acciones y en algunas oportunidades también a establecer similitudes con ellos.

¿Te gustaría que tus libros fueran traducidos a otros idiomas o sentis que parte de la historia se perdería si así fuera?

Creo que no escribo para una única cultura y por ello sí me gustaría que mis libros fuesen traducidos a otros idiomas y lenguas. Es más ya se han traducido algunos de mis  poemas al portugués y al gallego. Me gustaría que fueran traducidos a lenguas originarias también. No creo que se pierdan detalles pues trato temas universalmente compartidos.

¿Creés que es necesario tener cierta edad para que el novelista pueda describir sus propias experiencias o inquietudes?

La edad conlleva experiencia de vida y eso se refleja en la escritura. Creo que por eso hay concursos literarios que ponen límites de edad priorizando a los jóvenes. No es directamente proporcional siempre pero generalmente el haber leído, viajado y compartido momentos de vida con otras culturas ayuda a que tanto un novelista (aclaro que yo no edité novela  tradicional sino micro cuentos y cuentos que tienen unidad y por otra parte poesía) pueda reflejar en las letras lo que aprendió en la vida y es por ello que no es necesaria tener una edad determinada pero sí cierta madurez  para que la creación valga para ser leída.

 

Sostengo que cada escritor es la simbiosis y la síntesis de quienes  han marcado su camino lector.

 

¿Qué es lo que más te gusta leer?

Como  profesora en Lengua, Literatura e Historia me apasiona todo lo que esté bien escrito y para ello hay que saber encontrar tesoros.  Los clásicos son certificado de excelencia y siempre releo obras. De la literatura contemporánea, un poco de todo: ahora estoy leyendo Casa Rosada de Noé Jitrik a quien admiro profundamente. Me gustan autores latinoamericanos actuales como Ángela Becerra, españoles como Carmen Montero, Manuel Rivas, Arturo Pérez Reverte y de los nuestros  Gustavo Roldán,  Laura Devetach, Silvia Molloy. De nuestra provincia admiro a Eugenia Almeida, a Lila Lardone. En la ciudad en la que resido actualmente (mi ciudad natal) he leído creo que a todos los autores y particularmente me gustan los textos de Luis Aguirre, Marga Espeche, Gladys Seppi Fernández, Leo Kronwitter, María Luisa Ahumada y Elma Sueldo.

¿Cuáles son los escritores que más influyeron en tu creación literaria?

Supongo que quienes primero influyeron fueron los españoles: Cervantes, los románticos  y los autores de las generaciones del 98, del 27 y del 36. Los del boom latinoamericano sin dudas: Cortázar, Asturias, Carpentier y Gabriel García Márquez. En poesía admiro profundamente  a  Cesar Vallejo, Jaime Sabines, Octavio Paz, a Caballero Bonald y a Tejada Gómez.

Jorge Luis Borges  merece un sitial de honor. Tantos otros he leído…

También influyó de manera determinante Joan Manuel Serrat con sus canciones pues lo escucho desde mi más tierna adolescencia y Joaquín Sabina que es muy creativo poeta.

Sostengo que cada escritor es la simbiosis y la síntesis de quienes  han marcado su camino lector.

 

 

 

¿Para quién escribís?

Escribo primero para mí, si estoy conforme con lo que escribí, recién lo doy a conocer.

Una vez en un taller literario la  coordinadora desde Buenos Aires me dijo que era una lectora muy crítica y creo que así analizo mis textos. Hay un lector modelo dice Umberto Eco pero cuando escribo me siento libre y si bien sé que habrá lectores no escribo pensando en gustar sino en estar conforme con lo que  quiero expresar.

¿Para escribir un libro es necesaria una investigación previa?

Según el tema que vas a tratar. Evidentemente debes estar muy informado de la realidad que abordas y hay que estar muy atento también a las contradicciones que puedes presentar en un texto y a las voces que eliges.

¿En qué lugar te gusta más escribir?

Generalmente escribo en lugares tranquilos y te diría que forman parte de una rutina que por el momento es realizada sin presión de editar. Generalmente con música que arrulla. Los libros que he editado con ustedes llevaron varios años de elaboración y reelaboración hasta ser impresos.

Por las mañanas escribo generalmente en mi escritorio pero hay ideas que surgen en cualquier lugar y tomo nota de ellas porque si no después no recuerdo lo que estuvo inspirado.

 

Por sobre todo sean fieles consigo mismos y con sus sueños

 

¿A qué edad empezaste a escribir?

Creo que en Ábreme la Puerta está claro en uno de los micro relatos, iba a cuarto grado cuando comencé con la escritura ficcional.

¿Existe la inspiración? ¿Qué te inspira a vos?

Por lo que te dije sí existe la inspiración. Me inspira la realidad que puede superar a cualquier ficción. Me inspira también el mundo de las ideas, los ideales y deseos.

¿Te pasó de haberle cambiado el final a una historia después de haberlo escrito?

Hay textos que nunca están acabados y permiten la recreación constante. Son como los hijos que a medida que crecen van cambiando o quizás quien cambia es uno y por eso me place reescribir las historias. No hice segundas ediciones y no te podría precisar si tuviera que hacerlas si cambiaría partes.

¿Ebook o libro en papel?

Para mi libro en papel y por eso pese a todo lo que implica cuando no eres todavía muy reconocido en el circuito comercial o de editoriales grandes. El ebook me parece una excelente propuesta por  varios motivos pero particularmente el aroma del libro impreso todavía me llama a activar todos los sentidos y el poder pasar las páginas e incluso hacer autografiar el libro con el autor no tiene punto de comparación. Pero entiendo que los tiempos han cambiado y no me gustaría que en algún momento se tuviera que optar.

¿Qué se siente tener un libro tuyo publicado?

En mi caso cuando llegué a Tinta Libre ya había publicado en Córdoba en una editorial  de gran prestigio y que por cuestiones del destino terminó cerrando: Ediciones del Copista. El ejemplo de su dueño al que muchos conocieron y respetaron me permitió seguir llevando libros a editar. En esta editorial me sentí  muy cómoda y contenida pues manejamos códigos en común.

El libro publicado implica un desafío cumplido. Una es la misma editando o no pero es como si fuera cerrando círculos con cada edición.  Y por otro lado publicar permite que otro tipo de lectores tengan acceso a lo que una hace.

Sentí  gratificación al hacerlo y muchas expectativas. Ver que lectores de otros países ya han leído mis libros da aliento como así también que alguien me pare y me hable de lo que escribí.

¿Escribir de día o de noche?

Simplemente escribir.

¿Qué le dirías a otros autores noveles como consejo?

Que lean mucho, trabajen y trabajen sus  textos,  que no se desanimen frente a intolerancias o poca venta pues ello no implica la calidad de lo que se edita. Que no es fácil editar pero que se logra y que por sobre todo sean fieles consigo mismos y con sus sueños.

Marité Tilves para autores nóveles: “Por sobre todo sean fieles consigo mismos y con sus sueños”
Tagged on:                     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *