Ser escritor a los 18 años: Tomás Scarpatti, autor de “Prodigius”.

“Prodigius, la batalla por la verdad”, es una de las últimas novedades de la Editorial. Hoy queremos acercarles un poco de las palabras y la historia de Tomás Scarpatti, su autor. Con tan solo 18 años publicó su primer libro, que tiene una base fundada en sus estudios de filosofía y que logró combinar con la ficción. No les decimos más, podrán conocerlo en la siguiente entrevista:

Contanos un poco sobre vos, de dónde sos, qué edad tenés, a qué te dedicas…

Nací y vivo en la ciudad de Córdoba, tengo diecinueve años y soy estudiante de Filosofía. Aunque sea muy nuevo en la carrera, es la razón por la que empecé a escribir.

¿Escribís desde niño o es una pasión que surgió más de grande?

La verdad que desde que era chico escribir cuentos se me hacía fácil y disfrutable, pero eso no pasaba de las tareas del colegio y una que otra historia en mi tiempo libre. Nunca fue un hobby hasta los dieciséis, cuando empecé a escribir Prodigius sin experiencia previa en novelas, así que sí, es una pasión que me surgió recientemente. Y tengo que admitirlo, nunca disfruté del pasatiempo de leer porque soy bastante ansioso, pero a la hora de escribir vivo una experiencia totalmente distinta en lo personal… incluso me ayuda a calmarme, a ordenar todos mis pensamientos. Más que un hobby es un disfrute.

¿Hay alguna rutina o rituales que sigas en los momentos de escritura?

Sí: la música. Me ayuda a concentrarme y a escribir a un paso constante. Es algo imprescindible para la rutina que creé de a poco. Lo mismo con el té, mate o café, según la hora del día, y ninguna distracción que no me deje pensar claro. Por eso escribo a la tarde y a la noche, prefiero haber terminado con mi día antes de sentarme a escribir. También depende mucho de qué parte de la historia esté escribiendo. Recuerdo poner música tranquila, un mate y entrar en una clase de “estado óptimo” en cierta parte que escribí en primera persona, todo esto para meterme en la cabeza del personaje que había inventado.

¿Podés resumir brevemente de qué se trata tu último libro “Prodigius”?

Resumido en una frase, de las dificultades de encontrar la verdad. Trata del crecimiento que uno debe abordar como persona, especial o no, para llegar no solo a su último objetivo, sino también al de la humanidad. Para eso, el protagonista deberá enfrentarse a un antagonismo constante, pero buscando siempre un balance entre el pensar y el actuar.

¿Qué es lo que más te gusta de esta historia?

Lo que más me gusta de Prodigius es su trasfondo. La verdad como concepto filosófico y teológico me parece el más fascinante que hay, creo que movió y seguirá moviendo desde adentro a gran parte de las acciones humanas de la historia. Es natural para el hombre querer conocer la verdad de las cosas, pero no es fácil; si lo fuera, pensaríamos poco y nada. Por el otro extremo, la acción como tema necesario para que la historia avance me inspiró mucho a hacer de la idea una novela así de larga. Las confrontaciones, a raíz del crecimiento de los personajes, dejaron un balance que me costó lograr junto con los temas profundos que se mencionan y todo el misterio que se aclara al final.

 

¿Qué diferencia a tu libro de otros libros del mismo género?  ¿Qué es lo que lo hace distinto?

Buena pregunta. Yo creo que aquello que lo diferencia es, como mencioné antes, su trasfondo filosófico. Sus referencias, sus significados y los temas que trata son esenciales para diferenciarse como novela fantástica ucrónica. Los poderes mentales no son nada nuevo, ni mucho menos las sociedades utópicas o las batallas. Es lo implícito, lo que rodea y forma el conflicto, lo que importa a la hora de diferenciar a Prodigius del resto.

¿Te ves reflejado en alguno de los personajes?

Sí, en todos. Es una pregunta que me hicieron muchas veces amigos cercanos y familiares al ver algún comportamiento propio en un personaje, pero la verdad es que todos y cada uno, siendo más de veinte, tienen algún tipo de reflejo de mí mismo, incluso los antagonistas… Si tengo que elegir a uno en especial, no sería el protagonista, Theodorus, sino un personaje que no puedo nombrar y es esencial en la historia, siendo abiertamente mi alter ego en muchos sentidos. Espero con ansias que los lectores que me conocen sepan notarlo al llegar al final. A la hora de crear personajes bien definidos no solo usé la personalidad de conocidos, sino también los arquetipos de la tipología jungiana, me abrieron mucho la cabeza a la hora de otorgarle a cada uno sus habilidades y debilidades de una forma realista.

Actualmente, ¿estás trabajando en algo nuevo? De ser así, ¿podrás darnos un adelanto?

Ahora tengo una idea, aunque vaga, de lo que quiero hacer. Me gustó tanto escribir en primera persona que me decidí a hacerlo así en mi próxima entrega, sea cuando sea. Lo próximo, una vez termine de aclarar mis ideas, será muy parecido en el sentido ficcional y filosófico. Eso sí, no será tan extenso, probablemente un relato corto. Estoy viendo la posibilidad de escribir cuentos extra de Prodigius para aquellos que se queden con ganas de más y, por el momento, quiero concentrarme en los estudios para hacer de mi próxima obra algo filosóficamente superior.

¿Cómo fue tu experiencia con Tinta Libre Ediciones?

Realmente muy buena, la editorial me inspiró a pasar de querer el libro en mi mano a tener la ambición de compartir esta historia con todos. Siempre fueron muy atentos en el proceso de corrección y diseño de tapa, y lo siguen siendo actualmente en la difusión. Este es un ejemplo de eso, les agradezco todo el interés hasta ahora, fue una experiencia muy enriquecedora publicar mi primer libro con dieciocho años. Muchas gracias.


Podés conocer más sobre el libro o adquirirlo ingresando a:  http://www.tintalibre.com.ar/book/391/Prodigius

Eliseo Monteros: lector, escritor y bibliotecólogo.

En Tinta Libre Ediciones  consideramos de gran importancia conocer a cada autor e investigar un poco el “detrás de escena” de una obra y, sobretodo, compartir todo eso con ustedes. Por ese motivo, hoy te presentamos a Eliseo Monteros, autor del libro “Un lector Agradecido” y de otras obras, como “Diccionario biográfico de bibliotecarios y bibliotecólogos” (2008), los volúmenes de cuentos “Antes de volver a empezar” (2005)  y “La última aventura” (2014), y la novela corta “Viaje de vacaciones” (2015).

A continuación, una serie de preguntas nos acercarán un poco más a él y a su último título “Un lector Agradecido”. ¡Que lo disfruten!

 


Si tuvieras que describirte brevemente, ¿cómo lo harías? 

Una persona con una gran curiosidad, lo que me lleva a querer aprender cosas constantemente, sobre todo de forma autodidacta; y alguien que ─como tantos otros─ procura ser mejor cada día, como persona y también en lo profesional.

Sabemos que desde muy joven te interesaste por los libros y la literatura, ¿a qué edad empezaste a escribir?

Tuve una etapa anterior a la escritura en sí, durante mi infancia, en la que me gustaba hacer historietas. Dibujaba las viñetas y también escribía los textos. Más adelante me fui interesando por la literatura propiamente dicha. Mis primeros escritos con una pretensión literaria coincidieron con el inicio de los estudios en la universidad, cuando tenía dieciocho o diecinueve años.

¿Qué fue lo primero que escribiste?

Lo primero que escribí fueron algunos cuentos. En el año 2000 publiqué una colección de siete cuentos en formato e-book, titulada Transformaciones. Esta fue mi primera publicación. Varios años después rescaté dos de esos relatos y los revisé para incluirlos en el libro La última aventura, publicado en 2014.

¿Qué es lo que más te gusta leer y cuáles fueron tus primeras lecturas?

Prefiero las novelas, los libros de cuentos y los ensayos. Dentro de estos géneros, mis lecturas son variadas: autores clásicos, autores contemporáneos, novelas realistas, ciertos tipos de literatura fantástica, etc. Mis primeras lecturas fueron, sobre todo, novelas de escritores como Verne, Stevenson y Mark Twain. Son autores clásicos a los que suelo releer, ya que algunas de sus novelas y relatos son notables y aún en la actualidad se puede disfrutar y aprender de ellos.

Tu libro “Un lector agradecido” tiene como tema central a los escritores y las obras literarias. A partir de ello te preguntamos, ¿cuáles son los escritores que más influyeron en tu creación literaria?

Esta es, tal vez, una pregunta más difícil de responder de lo que aparenta. Creo que podría citar a escritores como Antón Chéjov, Julio Cortázar, Adolfo Bioy Casares, entre otros.

¿Cuál es tu libro preferido? ¿Por qué?

Me cuesta mencionar un solo libro. Sí podría hablar de una serie de libros que he leído con fruición y que han dejado una impresión duradera en mí, ya sea por su riqueza imaginativa, por las reflexiones contenidas en ellos, por el estilo, por el tema, por la técnica utilizada, o por varios de estos elementos a la vez. Entre ellos, pero sin agotar la lista, podría mencionar: Viaje al centro de la Tierra, de Verne; El señor de Ballantrae, de Stevenson; Historias de San Petersburgo, de Gogol; varios cuentos de Chéjov y de Maupassant; Climas, de André Maurois; El desierto de los tártaros, de Dino Buzzati; Sostiene Pereira, de Antonio Tabucchi; Ficciones, de Borges; Final del juego, de Cortázar; Los cachorros, de Vargas Llosa, y El africano, de Le Clézio.

En tu biografía podemos ver que trabajaste en varias bibliotecas de tu ciudad y que, de hecho, estudiaste bibliotecología en la Universidad Nacional de Córdoba. Te preguntamos, ¿cuál crees que es el futuro de las Bibliotecas? ¿Se puede notar un cambio en el uso de las mismas, las personas que acuden, los libros que se consultan?

Existe todo un debate sobre el tema del futuro de las bibliotecas, pero hasta el momento no parece que su existencia corra peligro. Las bibliotecas y los bibliotecarios se han ido adaptando a los cambios y seguramente lo seguirán haciendo. Por dar un ejemplo extremo, en algunos países existen bibliotecas que trabajan exclusivamente con libros electrónicos.

En cuanto al uso de las bibliotecas, la respuesta dependerá posiblemente del tipo de biblioteca de que se trate: pública, universitaria, escolar, entre otras. De forma muy general, puede decirse que las bibliotecas siguen siendo muy necesarias. En internet, por ejemplo, puede encontrarse una cantidad enorme de información, pero no todo ese conjunto de datos es de calidad. El bibliotecólogo conoce diversas fuentes de información y, por lo general, orienta a los usuarios y puede discriminar la información útil de la que no lo es.

¿Estás trabajando actualmente en algún libro? De ser así, ¿podrás darnos un adelanto?

Hasta la fecha, he escrito principalmente cuentos, artículos, ensayos y un par de novelas cortas. En ese sentido, la novela es un género pendiente. Como escritor, tengo una cierta tendencia a la simplificación, lo que hace que me sienta más cómodo con los géneros breves. Al mismo tiempo, siempre he querido escribir una novela, o más de una, por considerar a este género uno de los más completos y atractivos. En este momento tengo la idea para una novela, y he empezado a desarrollarla… Habrá que ver más adelante qué resulta de ello.

Si tuvieras que aconsejar a un autor que está por publicar su primer libro, ¿qué le dirías?

Que revise varias veces el contenido, mejorando todo lo que se pueda mejorar, y que no descuide tampoco aspectos como la elección del motivo para la tapa; cada elemento es importante a la hora de publicar un libro. Que investigue también sobre las mejores formas para promocionar su libro. Esta es una cuestión que, en la actualidad, los escritores no pueden dejar de atender.


Agradecemos a Eliseo Monteros por su tiempo y por dejarnos conocerlo un poquito más.

 

 

Consejos para escribir mejor

Escribir-a-manoNadie nace sabiendo escribir. Pero sí, cualquiera puede desarrollar hábitos para mejorar la calidad y entendimiento de su escritura. Acá te compartimos un par de tips para tu escritura:

Piensa sobre qué escribirás antes de escribir
No hacerlo es una equivocación que muchos cometen. Antes de sentarte a escribir asegúrate que tienes algo que decir y define claramente cómo lo quieres expresar. No centres tu escritura en las palabras, sino en las ideas que quieres transmitir. Piensa: ¿Cuál es el objetivo de este post? A partir de ello empieza a construirlo.

Puntos, puntos, puntos
Para brindar una escritura fluida debes usar correctamente los signos de puntuación. Evita los párrafos eternos de una sola oración. Y siempre que estés tentado a escribir una coma piensa si se puede sustituir por un punto.

Dile adiós a los adjetivos y adverbios
Las descripciones son importantes para conseguir una buena narrativa, pero muchas personas abusan de los adjetivos y adverbios. Revisa tu texto y observa todas las palabras que puedes eliminar (por ejemplo: muy, realmente, quizás, asombroso, increíble, verdaderamente, justo). Como expresó el cuentista Horacio Quiroga “Inútiles serán cuantas colas de color adhieras a un sustantivo débil”.

No repitas palabras
La amplitud de vocabulario, así como el nivel cultural de una persona se notan en el uso excesivo de palabras. Busca sinónimos o conceptos que pudieran reemplazar lo que escribiste. Lo primero que debes hacer es encontrar tus muletillas (las palabras que repites constantemente), buscarlas en tu texto con la funcionalidad en Word de Ctrl + B y  cambiarlas por otras. El idioma español es sumamente amplio; aprovéchalo.

Utiliza subtítulos o cabezas intermedias
Cuando realices un texto, sobre todo si es largo, piensa en dividirlo en subtemas y usar cabezas intermedias. Esto ayuda a descansar la vista y a hacer más fluida la lectura.

No abuses de los signos de puntuación ni de las negritas
La mayoría de las veces puedes omitirte signos de puntuación como los paréntesis y los guiones agregando puntos o comas. De esta manera la escritura se ve más limpia. También evita el exceso de negritas y letras itálicas; analiza bien qué necesitas resaltar y hazlo únicamente cuando amerite.

Usa correctores de ortografía
Podría sonar obvio pero no todos lo hacen. Aunque la herramienta de Word es bastante funcional, ten en cuenta que no arregla todos los errores, en especial si se tratan de acentos diacríticos. Si no sabes cómo se usa una palabra, simplemente no la uses. Lo mismo ocurre cuando se trata de gramática.

Sé auténtico
Para conseguir que tus posts ganen tracción es esencial que definas cuál será tu voz, tono y estilo de escritura. No intentes sonar muy distinto a como hablas, ya que el lector lo notará, y tampoco trates de imitar el estilo ni las ideas de alguien más. Ojo: nunca escribas de un tema del que no conoces.

Ten un principio y un final contundentes
Como en una buena obra de teatro o película, el principio es básico para cautivar a la audiencia; mientras que el desenlace es lo que más recordará el espectador en el largo plazo. Procura iniciar y terminar tus textos con fuerza. Una buena idea es comenzar con una pregunta y acabar con la respuesta.

Lee mucho
Para ser un buen escritor es necesario ser un buen lector. Los libros, artículos, revistas y posts pueden entregarte muchas ideas sobre cómo narrar una historia, así como pistas de ortografía y vocabulario. Lee sobre diferentes temas y autores; además podrás usarlos como referencias en tus textos.

Conoce a tu audiencia
Antes de escribir piensa a quién está dirigido tu mensaje. Imagínate cómo es tu lector, ¿cuáles son sus intereses? ¿qué tipo de lenguaje usa? ¿dónde leería tu texto? Tener esto en mente te servirá para elegir tu tono y tus temáticas.

Escribe diariamente
Haz de la escritura un hábito. No necesitas redactar 10 cuartillas, sino tener un diario o bloc donde todos los días escribas algunas ideas o pensamientos. Igualmente, define y cumple fechas de entrega o publicación de tus entradas.

Léelo en voz alta
Este ejercicio te ayudará a notar si la fluidez y tus pausas son correctas. Si al leer una oración te quedas sin aliento, es momento de añadir un punto. Si notas que tus palabras producen cacofonía (repetición de sonidos) reemplázalas por otras.

Pide a alguien más que lo lea
Antes de publicar un texto pide a alguien de confianza -pero que no sea erudito del tema- que te dé su retroalimentación y se convierta en tu ‘editor’ si no tienes uno propiamente. Así sabrás en qué punto ahondar, qué cortar y si hay alguna frase confusa.

Elimina la paja
Como en todo, más no es mejor. Deshazte de esas frases repetitivas que no aportan nada. Un buen texto no se mide por su longitud.

No des nada por sentado
Lo que para nosotros es completamente comprensible, para el lector puede que no lo sea. No escatimes en la definición de conceptos ni creas que son obvios para “todo el mundo”. Cuando hables de un personaje agrega una descripción; haz lo mismo con instituciones y empresas.

 

COLECTIVOS LITERARIO PARA AUTORES

Cuando escribimos un libro por primera vez y lo publicamos, ¡queremos que todo el mundo lo vea! Contarles cómo nació la idea, que sepan quiénes somos como autores, que conozcan nuestra obra y generarles intriga de saber más al respecto.  Para eso se realizan las famosas “Presentaciones de Libros”, con el objetivo de promocionar y compartir el libro, y conectar al autor con los lectores de forma directa, escuchando de boca del escritor un poco más sobre lo que va a leer. 

En Tinta Libre Ediciones desarrollamos de manera exitosa un estilo de presentación que puede ser de gran utilidad para los autores (sobre todo cuando son autores noveles). Las llamamos “Colectivos Literarios”, y a continuación te contamos un poco más sobre las mismas.

¿Qué son los Colectivos Literarios?

Básicamente, consisten en generar un evento donde varios autores tengan la posibilidad de exhibir sus títulos con el público. Por lo general se dividen por género, para que la audiencia sea compartida. Por ejemplo: Presentación Colectiva de Libros de Fantasía. Suponiendo que presentan 5 autores distintos, cada uno llevará un público diferente, pero que seguramente estará interesado en los títulos y estilo de escritura de los demás.

Beneficios

Entre muchos beneficios que trae la participación en este tipo de eventos, los más tangibles son:

  • Mayor audiencia, ya que todos los autores llevan público para que puedan conocer los títulos de los demás.
  • Nuevos clientes potenciales: muchas veces tenemos clientes fijos de nuestros libros, además de un grupo de amigos y familiares que nos siguen a todos lados. Pero, todos sabemos que llega un punto donde se hace difícil conseguir nuevos lectores. A partir de estas presentaciones colectivas, cada seguidor de los otros autores se convierte en un lector potencial de nuestro libro.
  • Vinculación con colegas escritores: “Somos las redes que componemos”, así como en las profesiones, es importante que también nos vinculemos y ayudemos con otros escritores a difundir las obras y potenciarse para mejorar y crecer día a día.

Autores Tinta Libre

Si editaste tu libro con nosotros y te interesa formar parte de un evento de este tipo, podes comunicarte con nosotros al correo: difusion@tintalibre.com.ar

¿Por qué te invitamos a leer?

letura de veranoExisten infinitas razones por las que leer es uno de los mejores hábitos que podemos tener: ayuda a relajarse, mejora la memoria y la concentración, entretiene y hace disfrutar… Aquí te damos razones por las que deberías elegir un buen libro para estas vacaciones

Una contra el estrés

No hay nada como meterse de lleno en una relajante o complicada historia para olvidarse de todos los problemas y preocupaciones que nos rodean. Los libros son una gran fuente de evasión y relajación,  diversos estudios aseguran que 6 minutos de lectura lenta pueden reducir el estrés hasta en un 60%. ¡Casi nada!

Para la concentración

Muchas personas desisten de la lectura al tener poco nivel de concentración, se distraen fácilmente con la televisión, el celular… Sin embargo, leer de manera continuada ayuda a mejorar esta capacidad, ya que al poner toda nuestra atención al texto, nos olvidamos de otras cosas que nos rodean, lo que nos ayuda a mejorar la concentración en otras situaciones.

Para la memoria

Cuando leemos un libro debemos memorizar los nombres de personajes, de los lugares, de las actividades que realizan, y de otras miles de cosas para que la historia en la que estamos sumergidos tenga sentido. Cuanto más leas, más tendrás que memorizar, aunque sea de forma insconciente. Gracias a esto, la lectura contribuye a mejorar la memoria. Las sagas literarias, por su amplia extensión es una de las mejores opciones.

Participación Inteligente

Participacion inteligente - Tap WebParticipación Inteligente es una nueva perspectiva sobre las relaciones emergentes entre persona y organización, entre ciudadanía y Estado. Caracterizar estas relaciones mediante modelos simples permite visualizar un nuevo marco conceptual que facilita su comprensión y mejora sustancialmente los procesos de comunicación, de consenso y de decisión. Los dominios de realidad en los que se actúa son diversos, siendo sus dinámicas e interacciones complejas como crecientes sus intensidades.

Entonces, se hace sumamente necesario y oportuno intentar descifrarlas con miras a mejorar lo cotidiano, tanto en lo individual como en lo colectivo. “Participación Inteligente…” aporta una nueva visión, como también valores y recursos de una manera innovadora a través del abordaje de nuevas relaciones entre conceptos tales como sostenibilidad, paradigmas, utopía, respeto, amor, complejidad, realidad, modelos, aprendizaje, prejuicios, poder, tendencias, organizaciones y otros, facilitando la construcción de una síntesis superadora.

Encontrarás aquí significados conocidos aunque presentados a través de modelos que por sus características (principalmente fractalidad e isomorfismo) potenciarán tus capacidades para descifrar esta compleja realidad dentro de la cual estamos insertos.

Te invitamos a que lo veas por vos mismo:

Participación inteligente

El cangrejo negro

El CaEl cangrejo Negro Tapangrejo Negro propone cuentos donde ustedes hallarán pequeños grandes dramas de la vida cotidiana narrados con emoción, sensibilidad y un gran humor que plasma su autor. Aquí Juan Bautista Saladino narra diversas historias que suceden en el barrio, en la cancha, en la calle y en los sueños, a través de los cuales nos habla de amor, venganza, bondad, sueños y esperanza.

Catarsis Colectiva Colorida 3

Catarsis colectiva colorida 3 - tapaLo atractivo de las emociones, es su carácter de brújula, orientan. Y lo maravilloso de la comunicación, es la posibilidad de contacto e interacción con el otro, la integración. La experiencia de vivir las emociones de manera grupal, es una manifestación de la comunicación.

Quienes formamos parte de Catarsis Colectiva Colorida comunicamos a través de la escritura lo que las emociones, propias o ajenas, tienen para decir. Las seguimos por los caminos que conducen y nos permitimos sentirlas, invitando a los lectores a hacer lo mismo. Somos una comunidad, integrantes de una linda y divertida “fauna” que nos enriquecemos en la diversidad de nuestras diferencias.

Nos conecta el placer, la pasión o la mera necesidad de escribir y compartir esos caminos de letras que se abren a partir de una sensación, de un sentir. Creamos con el abecedario de las emociones, disfrutamos hacerlo y abrazar a otros tantos que están sintiendo algo parecido o acaso lo mismo. Catarsis Colectiva Colorida es una variada comunidad de personas que escriben en Internet, y que también publica libros, como este. Sin más ánimo que el de seguir conjugando verbos, convierten en acción el delicioso hecho de sentir.

Historia de las bandas infantiles municiapales. Su repercusión en Argentina y el mundo

Bandas Municipales Tapa WebLa autora describe en este libro el largo camino recorrido por las Bandas de Música Municipales a lo largo de la historia, sus inicios en Europa en la Edad Media. También, destaca la implementación de los primeros instrumentos de viento en las Batallas Militares, la importancia que éstas tuvieron en el combate, pero especialmente, en la sociedad misma, a la vez, que se le fueron dando nuevos usos, ya sean en el ámbito religioso, cultural y social.

Fueron estas mismas Bandas las que ingresaron en el continente Americano con la Conquista Española, para luego arraigarse en las costumbres e idiosincrasia propias de nuestro suelo. Con el correr de los siglos surgieron nuevos instrumentos de viento-metal, esencialmente, modificados por los italianos, grandes maestros salieron de esas tierras y se diseminaron por todo el mundo llevando ese maravilloso arte.

Así llegaron a la Argentina y de a poco fueron naciendo las primeras Bandas de Música Municipales, las Orquestas Sinfónicas y las Bandas Sinfónicas, las cuales algunas se transformaron luego a mediados del siglo XX, en Conservatorios de Musica. Pero primordialmente, la autora enfatiza, la importancia que tiene la música en la formación y en la educación del infante, la posibilidad de desarrollarse plenamente, a la vez, de crear lazos de respeto e interacción con sus pares y con los adultos, pero fundamentalmente, les permite adquirir una profesión tan única y esplendorosa como la Música misma.”