Cuentos como "Gato de Peluche" y el "Rey Blasfemo" refieren a una sensibilidad narrativa y una emotividad que trasunta la escritura externa para ahondar en las entrelíneas de unos personajes que buscan sin piedad un destino del que no pueden escapar. En suma, una obra para recordar donde el autor propone argumentos originales que sin duda retendrá el tiempo.

Omar Amadeo Ramos

He aquí un cuentista de raza que sabe encerrar en poquísimas páginas universos completos. Menos es más, así lo entiende Kruger, y acabamos entendiéndolo sus lectores al recorrer estas breves historias tan visuales, conmovedoras por momentos. "Decir poco, dejar tácito todo lo que va desde lo real a lo posible" es un rasgo típico de su familia, entiende el personaje de "hoy", primer cuento de la colección. Parecería ser premisa de este autor que busca el "silencio conocido y tácito de lo cierto lo lo posible", como bien dice otro relato. Hay aquí reverberaciones de Marguerite Duras o de John Cheever, en una suerte de minimalismo en el cual late la vida y los bordes de la muerte son explorados con digno desapego.

Luisa Valenzuela" />

Mi Compra

2010-2021

Cuentos
Cant. Páginas Tamaño Tipo Papel Encuadernación
116 21x14
Resumen

De a poco, con princeladas exactas, con datos sabiamente administrados, surgen ambientes y personajes y advertimos, al ir recorriendo estas historias, que nos involucramos a fondo en la batalla de estos antiheroes cotidianos por sobrellevar la desolación. Eduardo Kruger sabe que sus perdedores esperan muy poco; que a pesar de eso, casi milagrosamente la sola vida les basta, aunque sea en esas proporciones mínimas. Apuesta por ellos, observándolos con sabiduría, desapego y un soterrado optimismo. 2010-2012 es una colección notable. Eduardo Kruger nos conmueve con este nítido testimonio sobre los destinos de personajes inmersos, sin posibilidad sobre los destinos de personajes inmersos, sin posibilidad de evasión, en el mundo que les toca vivir.

Jorge Torres Zavaleta

El libro de Eduardo Kruger, "2010 - 2012", tiene la virtud de convertir en cómplice al lector, en una abstracción no excenta de simbolismos, guiños y un narrar implícito que nos lleva a completar cada texto, pleno de subjetividad compartida.

Cuentos como "Gato de Peluche" y el "Rey Blasfemo" refieren a una sensibilidad narrativa y una emotividad que trasunta la escritura externa para ahondar en las entrelíneas de unos personajes que buscan sin piedad un destino del que no pueden escapar. En suma, una obra para recordar donde el autor propone argumentos originales que sin duda retendrá el tiempo.

Omar Amadeo Ramos

He aquí un cuentista de raza que sabe encerrar en poquísimas páginas universos completos. Menos es más, así lo entiende Kruger, y acabamos entendiéndolo sus lectores al recorrer estas breves historias tan visuales, conmovedoras por momentos. "Decir poco, dejar tácito todo lo que va desde lo real a lo posible" es un rasgo típico de su familia, entiende el personaje de "hoy", primer cuento de la colección. Parecería ser premisa de este autor que busca el "silencio conocido y tácito de lo cierto lo lo posible", como bien dice otro relato. Hay aquí reverberaciones de Marguerite Duras o de John Cheever, en una suerte de minimalismo en el cual late la vida y los bordes de la muerte son explorados con digno desapego.

Luisa Valenzuela

DISCONTINUADO

Últimos comentarios
No hay comentarios de este libro.
Deja tu comentario