Mi Compra

El largo sueño de Alejandro Alenever

Fantasía Cuentos Narrativa
Cant. Páginas Tamaño Tipo Papel Encuadernación
190 21x14 Obra 80 grs.
Resumen

Después de haber contado las historias que le ocurrieron en el desierto Proteo, Alejandro Alenever se sumió en un período de ausencia; hasta que una madrugada lluviosa estaba esperándome bajo el mismo toldo en el que me contó las historias anteriores. Cuando le pregunté por dónde había andado, solo contestó “durmiendo, soñando”. Me miró un instante y comenzó a contarme los primeros sueños que el hombre confuso había soñado. Y en los sueños del hombre confuso hay desiertos, noches claras, días oscuros, tormentas, cielos vacíos de estrellas, cielos sin soles, ausencias, soledades calcinantes, soledades cristalinas, inesperadas bifurcaciones, terribles encrucijadas, situaciones inexplicables, lentos crepúsculos, instantáneos días, fugaces noches, temores, placeres, tristezas, confusiones, sentires no sentidos, instantes infinitos, eternidades pasajeras, pausas de tiempo, resplandores, penumbras quietas, misterios, silencios, silencios llenos de voces, silencios de todo tipo…

En Stock
  • $ 468.00
  • comprar

Diego Casco nació el 6 de noviembre de 1978 en Buenos Aires, Argentina. Es un hombre sensible, amante de la soledad y el silencio; y también de la música, el buen vino y las buenas compañías. Posee esa rebeldía innata que suelen tener los hombres sensibles. Esto hace que tenga serios problemas de adaptación dentro e un sistema que no lo seduce. Por eso, por sensibilidad, por rebeldía, por vagancia y por no hacerle caso a su madre y no estudiar cuando ella le decía, se vio obligado a realizar tareas tan disímiles como la de pulir pisos de madera, ser ayudante de cocina, operario de lavaderos industriales y ayudante de albañil, tarea a la que se dedica en este momento, y que alterna cursando la carrera de letras (carrera por la que va caminando parsimoniosamente). Actualmente reside en Ingeniero Budge, Lomas de Zamora, Buenos Aires, en donde vive, respira, intenta escribir y también sueña... sueña con los ojos abiertos.

Últimos comentarios
No hay comentarios de este libro.
Deja tu comentario