Entrevista a Javier del Ponte, autor de Renovatio.

¿Planificás las historias al detalle antes de escribirlas o las dejas surgir sobre la marcha?

Si bien en algunos aspectos puedo ser un tanto obsesivo, en el caso de la escritura suelo ser mas flexible. Suelo estructurar la historia, decidir un comienzo, una problemática, armar los personajes y plantear un posible final (¡digo posible porque suelo cambiarlos!), después de eso me permito ser dirigido por esa pseudo vida que toman los personajes en la novela. Me permito sorprenderme con lo que escribo dejando que “algo” más surja por fuera de los límites de la razón. Me permito dejarme llevar allí donde no pienso.

¿Qué es lo que más te gusta de tus personajes?

No podría dar una respuesta general. Cada personaje tiene una función y una personalidad con características únicas y con las cuales a veces me llevo bien y otras no. Es cómo cuando nos enfrentamos a esos momentos del encuentro con el otro en donde puede generarse un vínculo, rechazo, o indiferencia. Me sucede eso mismo con mis personajes, los amo, los odio o son un elemento más que la historia necesita.

¿Te gustaría que tus libros fueran traducidos a otros idiomas o sentís que parte de la historia se perdería si así fuera?

Indefectiblemente una parte de mi impronta desaparecería en el momento de la traducción, que yo opto en llamar interescritura permitiéndome jugar con la condensación de términos para dar cuenta que lo que sucede en una “traducción” no es mas que una lectura, una interpretación y una re escritura de eso que se leyó. Fuera de esa apreciación crítica me encantaría que fueran traducidos porque, a pesar de lo que se pierde, hay una ganancia de lectores.

¿Es necesario tener cierta edad para que el novelista pueda describir sus propias experiencias o inquietudes?

No, en absoluto, la edad se inscribe en el nivel de la cuantificación y lo que hace un novelista es inscribir en palabras aquello por lo que siente la necesidad de escribir. No desconozco la necesidad de una formación a partir de la lecto-escritura como práctica fundante y fundamental, sin embargo, no me arriesgaría jamás a dar una edad para ello.

¿Qué es lo que más te gusta leer?

No descarto ningún género y debo decir que me he sorprendido atrapado en historias de géneros que no suelo leer por lo que soy abierto a nuevas experiencias. No obstante mi predilección está orientada a novelas de misterio, suspenso, thrillers y policiales.

¿Cuáles son los escritores que más influyeron en tu creación literaria?

Sería imposible que pudiera dar una respuesta certera porque de todo lo que leo intento aprender, tomando o decidiéndome a no tomar de tal o cual autor.

¿Para quién escribís?

Indudablemente todo aquel que escribe lo hace para un otro, ya sea una persona determinada o indeterminada que existan en la realidad fáctica o para un otro interior del que no sepamos nada en absoluto. Diría que escribo para mí y caería preso de una falsa ilusión porque aunque escriba con gusto y yo mismo disfrute de ello seguramente hay un otro. Para no ser tan vueltero y complicado podría decir también que: Renovatio fue escrito para mí y a causa de un dolor propio y Tinieblas fue escrito para un público femenino pero en el intento de jugar a ponerme en la posición de una mujer. Como verán, a pesar de la aparente simplicidad, es una respuesta multívoca.

¿Para escribir un libro es necesaria una investigación previa?

Depende estrictamente del género, de la historia y de tu conocimiento previo. Si no sos historiador y querés escribir una historia situada en el renacimiento probablemente debas hacerlo, siempre y cuando te interese generar un contexto realista.

¿En qué lugar te gusta más escribir?

No depende tanto del lugar sino de las circunstancias. Mi predilección es el ambiente silencioso donde pueda llenarlo con los sonidos de mi imaginación, de esos sonidos que son propios del mundo que estoy viendo y escribiendo.

¿A qué edad empezaste a escribir?

Me recuerdo a los 8 años escribiendo cuentitos de Había una vez… sin embargo la escritura formal y narrativa comenzó tan solo hace un año, con Renovatio, por supuesto.

¿Existe la inspiración? ¿Qué te inspira a vos?

La inspiración por revelación divina dudo mucho de que exista; tal vez esa falsa ilusión radique en el desconocimiento y la imposibilidad que tenemos en reconocer las múltiples e infinitas fuentes de las cuales percibimos elementos sin siquiera darnos cuenta y que en algún momento irrumpen en nuestro pensamiento como algo indefectiblemente insistente, incluso tal vez previamente haberse combinado inconscientemente de una extraña manera. Creo haber respondido la otra pregunta (risas).

203 Tapa Renovatio

¿Cuánto tiempo le dedicás a escribir?

El tiempo que el deseo de escribir me de y el tiempo que me permita un ambiente silencioso. En ningún tipo de actividad de creación, en la cual se está implicada lo mas esencial del sujeto, está sometido a la ficción del tiempo cronológico.

¿Te pasó de haberle cambiado el final a una historia después de haberlo escrito?

(Risas) Sí, de dos historias que tengo terminadas a ambas les cambié el final. Creo que en algún punto resulta inevitable que la idea que se tenía del final antes de arrancar a escribir sufra severas transformaciones a causa del propio rumbo de la historia que, muchas veces, termina siendo marcado por esos personajes caprichosos que hacen su voluntad.

¿Qué diferencia a tu libro de otros libros del mismo género? ¿Qué es lo que lo hace distinto?

Creo que muchas veces cometemos el error de preguntar de esa manera porque resulta que, si pensamos en que algo se diferencia de los demás, eso que lo hace distinto, para que efectivamente lo distinga debe ser inclasificable, indecible. Si algo hace distinto a Renovatio es que resulta muy difícil decir qué es.

¿Qué le dirías a otros autores noveles como consejo?

Campo duro colega, a luchar, pero nunca solo. Es imperioso que aprendamos a ser asesores de marketing, publicistas, correctores, diseñadores gráficos, relacionistas públicos y, por supuesto, mejorar día a día la escritura.

¿Qué se siente tener un libro tuyo publicado?

Algo así como permitir que una creación se vaya pero, no sin antes mostrarse concretada y dejándole a uno en claro que eso debe ser el piso.

¿Preferís escribir de día o de noche?

Independientemente de la luz o la oscuridad debo reconocer que prefiero la lluvia.

 

Javier del Ponte, a autores nóveles: «A luchar, pero nunca solo»

Un pensamiento en “Javier del Ponte, a autores nóveles: «A luchar, pero nunca solo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *